miércoles, 30 de julio de 2014

Mejora de las poblaciones de leopardo caucásico (Panthera pardus saxicolor) 2014



Noticias de Interés 25/05/2014
El leopardo caucásico (Panthera pardus saxicolor) es realmente el leopardo de Persia que habita la zona del Cáucaso. El problema que tiene este leopardo es que no solo está en peligro de extinción, sino que además hay poquísimos ejemplares en ciertas zonas como en el Cáucaso, de donde se pensó incluso que llegó a desaparecer.

Sin embargo el trabajo da sus frutos, y esta semana WWF nos deleita con fotos y vídeos de estos felinos. Desde hace una década, WWF trabaja en los países del sur del Cáucaso para salvar a esta majestuosa subespecie, luchando contra la caza furtiva y promoviendo la creación de nuevas áreas protegidas. Las imágenes de cámaras trampa son la prueba de que los esfuerzos de conservación de esta subespecie críticamente amenazada están dando sus frutos.


CASI LLEGÓ A DESAPARECER

El leopardo de Persia habita diversas zonas de Oriente Próximo y Asia Central. En el Cáucaso eran muy numerosos en las montañas entre el mar Negro y el mar Caspio, pero durante el siglo XX la persecución directa y la pérdida de hábitat diezmó a la especie, hasta el punto de que durante algún tiempo se creyó que podía haberse extinguido (sobre los años 20).


ESFUERZOS PARA SU REINTRODUCCIÓN

Estos felinos son muy difíciles de criar en cautiverio pero sin embargo, los científicos rusos están realizando con éxito el proyecto destinado a revivir su población en el parque nacional de Sochi impulsado por el presidente ruso. Después de cuatro años de un trabajo muy delicado con los leopardos traídos al centro de cría y rehabilitación de Sochi desde Turkmenistán e Irán, nacieron cuatro cachorros. Por ahora viven en la jaula pero se espera que a finales de 2014 sean liberados. Para que los leopardos adultos hubieran procreado los científicos tuvieron que estudiar las peculiaridades de conducta de cada uno de ellos, explica el director del Centro, Umar Semiónov: ´Los animales silvestres, al verse en cautiverio, sufría mucho. El estrés era tan fuerte que se negaba a formar parejas. Nuestro objetivo consistía en paliar este estrés creando unas condiciones de vida confortables para que se sintieran seguros. Esto funcionó después de dos años y medio cuando los felinos se adaptaron y empezaron a formar parejas. Por fin, nacieron los cachorros´.

Otra pareja de los leopardos persas, que había sido trasladada el parque nacional de Sochi desde el zoológico de Lisboa, no tuvo problemas para procrear y dar a luz, a diferencia de los animales silvestres de Irán y Turkmenistán.

El científico está seguro de que el haber usado para el proyecto animales de diferentes países ayuda a mejorar la población que degenera a causa de un cruce con consanguinidad estrecha.

En los próximos años Rusia llevará a cabo otros proyectos para recuperar poblaciones de animales a borde de extinción, señala el director de WWF (World Wildlife Fund, o Fondo Mundial para la Naturaleza) Rusia. Y es que no es el único felino amenazado allí, ya que el leopardo del Amur también lo está. En los últimos años la población de estos felinos creció hasta cincuenta animales. Es el resultado de las actividades emprendidas últimamente, la más importante de las cuales fue la creación de un parque nacional en el sur de la región de Primorie. Pero sigue siendo muy poco y por eso se planea criar los leopardos en cautiverio para luego ponerles en libertad.

El programa para restaurar la población del leopardo persa en el Cáucaso se está llevando a cabo, en la actualidad, con el Ministerio ruso de Medio Ambiente junto con el Parque Nacional de Sochi, Reserva del Cáucaso, WWF y el zoológico de Moscú. 

leopardo de Persia (Panthera pardus Saxicolor)



El leopardo de Persia (Panthera pardus Saxicolor) es una subespecie del leopardo (Panthera pardus) que actualemente se encuentra en peligro de extinción

Actualmente son cinco las subespecies de leopardo que están en la Lista Roja de IUCN, dos de ellas en peligro de extinción y el resto en peligro crítico, por lo que la situación es alarmante. 


POBLACIÓN 

El leopardo y el hombre han convivido durante muchísimos tiempo. Por ejemplo, en Armenia el leopardo ha coexistido con los seres humanos desde el Holoceno (aproximadamente hace 5000 años) y se han encontrado tallas y pinturas prehistóricas que datan de hace aproximadamente 3000 años. La mayoría de ellos representan al depredador cazando su presa básica, la cabra (Capra aegagrus), al hombre cazando al leopardo. Sin embargo, tras una convivencia de miles de años el hombre decidió que ya estaba bien, y de manera mucho más recientemente, a principios del siglo XX, se volvió común la idea de erradicar a los grandes carnívoros, entre ellos al leopardo persa. Esto ha llevado a que en los últimos 25 años el leopardo persa haya sido exterminado en numerosas áreas y en otras su número se haya reducido significativamente. 

Actualmente, si tenemos en cuenta las estimaciones nacionales incluyendo adultos, subadultos y cachorros, tenemos un total de entre 871 y 1290 ejemplares en el mundo. De ellos, entre 550 y 850 estarían en Irán, con la mayor concentración de ejemplares (160 ? 275) en la zona más adyacente a Armenia y Azerbaiyán. No se conoce la situación en Afganistán, aunque según la IUCN tienen que haber entre 200 y 300. Hay entre 78 y 90 en Turkmenistán, menos de 13 en Armenia, menos de 13 en Azerbaiyán, menos de 5 en Georgia, menos de 5 en Turquía, y menos de 10 en el norte del Cáucaso ruso. (En el Cáucaso se le llama leopardo caucásico

Por lo tanto, en Irán está la mayor población, que además es una fuente de leopardos para zonas de alrededor más delicadas. Aun así las poblaciones en Irán tienen una baja densidad (0.06 ? 0.1 individuo/100 km2). 

En Azerbaiyán se pensaba que estaban extintos hasta que en 2007 se les grabó con una cámara de trampeo en la Reserva Naciones Hirkan. 


CARACTERÍSTICAS 

Este hermoso felino de hipnotizadora mirada es una subespecie en peligro al igual que el Leopardo de Arabia (Panthera pardus nimr). Además, de las ocho subespecies reconocidas actualmente (se llegaron a reconocer unas 30 en el pasado), el raro leopardo persa seguramente el más grande; pero dentro de la misma subespecie, si vamos un poco más allá, podremos observar al ver sus pesos y medidas que hay una considerable variedad, y es que el leopardo persa cuenta nada menos que con 11 variedades que no llegan a ser subespecies diferenciadas, aunque en el pasado se pensaba que eran subespecies. Eso sí, las principales características son compartidas por todas ellas. 

La longitud de su cabeza y cuerpo varía entre 91 y 191 cm. Su larga cola mide lo mismo que el 60 ? 75 % de su cuerpo y cabeza juntos, por lo que es muy larga 

Con respecto al peso, los machos son más pesados, ya que mientras las hembras pesan entre 28 y 60 kg., los machos pesan entre 37 y 60 kg. 

Viven normalmente entre 10 y 15 años, aunque pueden vivir hasta 20. Las hembras alcanzan la madurez sexual a los dos años y medio. 

Físicamente tienen las patas cortas y son corpulentos. Su cráneo está proporcionado con el resto de su cuerpo y le permite tener unos poderosos músculos en la mandíbula para cazar presas de gran tamaño. 

Con respecto a su patrón de dibujo, tienen las típicas manchas de los leopardos. Cuentan con rosetas (manchas con el centro marrón) en la espalda, flancos, hombros y muslos, y con manchas negras en la cabeza, garganta, pecho y vientre. El color del fondo de su pelaje oscila entre el amarillo pálido al dorado profundo, con la excepción de su zona baja y el pecho que es blanca desde la barbilla hasta la cola. 

Los leopardos en general tienen una dieta amplia y tienen mucha facilidad para adaptarse a la fluctuación de presas. Se alimentan de mamíferos pequeños, aves, venados, antílopes, jabalíes...Además, a lo largo de todo su rango varía el tipo de presas principales que hay en la dieta. Por ejemplo, las presas principales del leopardo en Irán son la cabra salvaje (Capra aegagrus), las ovejas silvestres (Ovis ammon spp), el jabalí (Sus scrofa), elciervo rojo (Cervus elaphus Maral), el Burro salvaje asiático (Equus hemionus) y los animales domésticos, tales como camellos, cabras, ovejas y perros. 

Su técnica de caza se basa en utilizar puntos con buena visibilidad como pueden ser árboles o afloramientos rocosos para localizar a las presas y, a continuación, acercarse sigilosamente hasta estar lo suficientemente cerca como para saltar encima de la presa agarrándola con sus garras y mordiendo su garganta. 

Algunas de las adaptaciones de estos leopardos y de todos los leopardos en general) son las siguientes: 

1 Tienen un denso pelaje que los protege en las zonas más frías. 

2 Las manchas de su pelaje rompen el esquema corporal, y así es más difícil que los venas las presas. 

3 Sus ojos están al frente para permitir una mayor percepción en la zona que buscan; además la mirada al frente les permite aislar y concretar más donde están las presas. 

4 Tienen unas largas garras retráctiles que les ayuda a capturar y mantener capturadas a sus presas. 

5 Tienen una áspera lengua diseñada entre otras cosas para ayudar a despellejar a sus presas y conseguir más fácilmente su carne. 

Al tener la piel del vientre bastante suelta, evita que las presas le puedan causar lesiones en esta zona. 


Los leopardos persas son animales nocturnos de los cuales se han realizado pocos estudios acerca de sus hábitos. Lo que sí se sabe es que en zonas donde no hay otros grandes depredadores como leones y tigres, suelen tener hábitos menos nocturnos. En las zonas donde son los grandes depredadores, no deben preocuparse tanto de ocultar sus presas como les pasa a sus homólogos africanos y de Asia Central, donde conviven con estos otros grandes felinos. 

Estos grandes cazadores marcan su territorio dejándolo muy bien definido mediante arañazos en árboles, orina, raspados.... En Armenia por ejemplo, a l soler utilizar los mismos senderos para desplazarse, es fácil que los investigadores encuentren evidencias mediante heces, huellas y arañazos de su presencia. 

Aunque normalmente son animales solitarios juntándose solo en la época de apareamiento, en ocasiones los machos van con las hembras durante un breve periodo de tiempo tras el apareamiento. 

Con respecto a la época de apareamiento, esta suele ser a lo largo de todo el año, con picos durante el invierno. Tienen entre uno y cuatro cachorros que nacen tras 90 ? 105 días de gestación. Los cachorros llegan a la independencia entre los 13 y 18 meses. 

Otras especies amenazadas de leopardos, como el Leopardo de las nieves (Uncia uncia), aunque pertenecen a la misma familia, según algunos estudios pertenece al género Panthera y según otros al género Uncia. De momento se les sitúa en géneros distintos. 


HÁBITAT Y ÁREA GEOGRÁFICA 

Habita Irán principalmente y en pequeñas poblaciones se le encuentra también en Afganistán, Turkmenistán, Armenia, Azerbaiyán, Georgia, Turquía, el norte del Cáucaso ruso y, posiblemente, en Pakistán, Uzbekistán y Tayikistán. 

El hábitat varía de la estepa de la montaña a los pastizales, o cualquier lugar con una cantidad razonable de cobertura y presas. Abarca áreas montañosas remotas y ambientes secos y áridos, y zonas nevadas de hasta 3200 m de altitud. 
En Armenia viven en bosques de pocos enebros y en menor medida, en zonas áridas y praderas de montaña, prados subalpinos y alpinos. Son zonas de muchos acantilados y zonas rocosas. 


AMENAZAS 

Históricamente, el leopardo persa estaba ampliamente extendido en el suroeste de Asia, pero la caza, la destrucción del hábitat y la disminución de las poblaciones de rapaces han hecho descender su número. En 2005 se estimaban menos de 1300 felinos en la naturaleza que se encuentran en poblaciones cada vez más pequeñas y fragmentadas. 

La más urgente amenaza es sin duda el incremento de la fragmentación en parches en poblaciones demasiado pequeñas. De hecho, se calcula que ninguna subpoblación cuenta con más de 100 individuos. 

Las infraestructuras como carreteras también afectan a la especie. Tanto la destrucción del hábitat como la creación de infraestructuras dificulta la dispersión de los subadultos a otras zonas, aportándoles además innumerables peligros a los que se deben enfrentar para superar estas barreras, más teniendo en cuenta que son ejemplares jóvenes e inexpertos. Tan solo las zonas protegidas son beneficiosas para estos leopardos. 

Otra de sus amenazas es que los cacen para el comercio ilegal y solo por el ´placer´de tenerlo como trofeo de caza. 

Pero estas no son las únicas amenazas, si no que hay muchas otras que afectan a estos felinos con unas más importantes que otras dependiendo de la zona a la que nos refiramos. Por ejemplo: 

En Afganistán, el comercio de pieles de leopardo sigue activo. Esto unido a los disturbios civiles hacen la situación cada vez má difícil a estos felinos. 

En Armenia su situación es ligeramente diferente, ya que la perturbación viene de la introducción del ganado y de prácticas agrícolas, que producen encuentros negativos entre personas y leopardos, siendo estos últimos nada bien recibidos. También les afectan la caza furtiva y los incendio. 
La perturbación humana es un fenómeno generalizado, especialmente en primavera y principios de verano cuando la población local recoge plantas y setas comestibles. En otoño los aldeanos también salen a cortar ramas para obtener leña para pasar el invierno. Hay que tener en cuenta que tradiciones como las de ir recolectando y comunicándose a grandes distancias con gritos es efectivo, pero indudablemente molesta a los animales, en especial a los ungulados de los que se alimenta el leopardo. Aquí la concienciación es un punto clave. 
La caza furtiva, sobre todo desde principios de los 90 debido a que los disturbios civiles han dejado numerosas armas entre la población, es un peligro latente. Se sabe que existe, pero muchas veces cuando los matan por conflictos con las personas del lugar los entierran o esconden para evitar las multas y no se conoce bien el alcance del problema. 
Los incendios forestales destruyen el hábitat no solo del leopardo, sino el de toda la comunidad ecológica del lugar. Aquí nos referimos por supuesto a los incendios no naturales, es decir, a los provocados por descuidos de las personas, que en un ambiente extremadamente seco puede provocar un auténtico desastre. En otros casos los incendios son provocados en pequeñas parcelas para estimular el posterior crecimiento de nuevos pastos para el ganado; lo que está claro es que estos incendios destruyen la estructura del suelo, matan a invertebrados y pequeños vertebrados, y si son lo suficientemente frecuentes, al final no crece nada. 

En Irán, con entre 550 y 850 leopardos persas,se matan con armas y veneno a estos felinos que depredan sobre su ganado, al ver estos que sus presas naturales disminuyen y que aquí tienen presa fáciles. Aunque esto no está fuertemente generalizado, sin duda tiene un gran impacto en la viabilidad de las poblaciones tan pequeñas y fragmentadas, llevando a las poblaciones a tamaños por debajo de lo sostenible. 

En el Cáucaso la creación de corredores (zonas naturales a modo de conectores entre zonas donde viven estos felinos) es urgente para unir a las poblaciones fragmentadas. 


MEDIDAS DE CONSERVACIÓN 

Está dentro del Apéndice I del CITES, por lo que el comercio de leopardos persas o de sus partes o derivados está prohibida. 

Aunque en la lista de animales amenazados, no cuentan con medidas de conservación del todo específicas, lo que hace que se enfrenten a amenazas de extinción en la naturaleza sin pocas medidas en su contra. 

Según la IUCN, actualmente sólo hay un pequeño número de proyectos documentados en Irán, Armenia y Georgia que traten de desarrollar estrategias de conservación dirigidas a estos leopardos. Estos incluyen la recogida de datos biológicos básicos, la ampliación de las áreas protegidas existentes, el mantenimiento de los corredores de hábitat a través de los cuales puedan moverse los leopardosde unas zonas a otras, y la educación de las comunidades locales para aumentar la conciencia pública y la preocupación por la supervivencia de la especie. 

Hay zonas que son Áreas de Prioridad para la Conservación del Leopardo (Priority Leopard Conservation Areas(PLECAs)). Lo que se hace es estudiar e incluir áreas con presencia permanente de estos depredadores, a las que por lo tanto debe concedérseles la más alta prioridad de conservación. En Armenia antes del 2005 empezaron a estudiarse las zonas candidatas a PLECAs. (Artículo de ´Gazelle: The Palestinian Biological Bulletin.´ Número 77, Mayo 2008. pp. 1-15.) 

Los biólogos de la ONG ´Plan for the Land Society´investiga hábitats del leopardo presentes en áreas protegidas de Irán. De entre las zonas apropiadas, eligieron el Parque Nacional Bamu en 2007 en la provincia de Fars (sur de Irán) para llevar a cabo proyectos del estudio ´Conservación y Ecología del Leopardo Persa en Irán´. Las razones de esta elección son que aquí hay una alta densidad de leopardos, se está produciendo una rápida fragmentación de sus hábitats, hay un aumento de los conflictos con los cazadores y están disminuyendo las presas para el leopardo dentro del parque. 
Con cámaras de trampeo y otros medios se encargan de estudiar la situación y buscar soluciones para proteger a los leopardos. 

Leopardo de Arabia (Panthera pardus nimr)



Animales en Extincion 31/10/08
El leopardo de Arabia ( Panthera pardus nimr) es una subespecie del leopardo (Panthera pardus) que está en peligro crítico según se ha concluido de un estudio realizado por el Taller de Conservación de Fauna de Arabia; tan solo quedan 250 leopardos de Arabia adultos en tres subpoblaciones confirmadas, que además están separadas entre ellas. Puede que exista alguna subpoblación más, pero estas son las comprobadas y mejor conocidas. Como ejemplo, decir qye según un estudio realizado en Arabia Saudí en 2006, los leopardos han desaparecido de 153 zonas donde antes sí existían en las montañas del norte de Arabia Saudí.


CARACTERÍSTICAS

El leopardo de Arabia es el más pequeño de los leopardos, pero a su vez es el más grande de los felinos salvajes de Arabia.

Tienen una longitud de 1,3 metros; los machos pesan 30 kg. mientras que las hembras pesan tan solo 20 kg.

Los leopardos de Arabia no se encuentran en desiertos abiertos, sino en montañas altas donde aparecen sus presas. Sus presas tradicionales son el tar o tahr árabe (Hemitragus jayakari) en peligro, la gacela de montaña (gazella gazella) que está vulnerable, el íbice de Nubia ( Capra nubiana) en peligro de extinción, la liebre del cabo ( Lepus capensis cheesmani) y el damán de el cabo ( Procavia capensis); en algunas áreas estas especies están en declive o ya han desaparecido por la caza y la degradación del hábitat, así como por el sobrepastoreo, por lo que los leopardos se han visto obligados a alimentarse también de ganado doméstico, lo que lo pone a este felino en conflicto directo con el hombre.

Suelen cazar al amanecer y al anochecer, manteniéndose activos por la noche; debido al calor, durante el día suelen refugiarse en zonas sombrías desde la que puedan ver su alrededor para poder vigilar.

Cada adulto tiene su propio territorio que defenderá de forma agresiva ante otros leopardos del mismo sexo; sin embargo el territorio de un macho puede solaparse con el de varias hembras. Estos territorios son grandes ya que al vivir en zonas áridas necesitan una gran espacio para poder encontrar comida; esto también implica que los leopardos nunca hayan sido muy abundantes, ya que una población muy grande sería insostenible en estas zonas.

Son animales solitarios que solamente se juntan en la época de reproducción, durante unos cinco días. Después de la gestación, que dura unos 100 días, de una a cuatro pequeñas crías nacen en una zona protegida como puede ser una cueva o en una zona escondida entre las rocas. Durante las primeras semanas la hembra frecuentemente cambia a las crías de lugar para reducir el riesgo de ser descubiertos. Aunque las crías abren los ojos después de nueve y diez días y empiezan a explorar su entorno inmediato, no se alejan de la seguridad de la madriguera hasta el mes de edad. Los jóvenes son destetados a los tres meses aunque permanecen con su madre hasta los dos años de edad; en este tiempo se dedican a aprender las habilidades necesarias para cazas y sobrevivir por ellos mismos.

Se puede distinguir de sus parientes africanos y asiáticos principalmente por su color. Es de color claro, siendo solamente el color pardo amarillo más vivo en la zona de la espalda, mientras que en el resto del cuerpo tiene un color entre beige y grisáceo o blanco; tiene rosetas de color negro como otros leopardos.

Se han hecho numerosos estudios acerca de este interesantísimo felino, con carácter científico y aplicable a su conservación. Por ejemplo, existe un estudio sobre el tamaño de la población de Israel a partir de la obtención de ADN de las heces. En este estudio se obtuvieron 54 muestras de ADN diferentes; además demostró baja variabilidad genética.


HÁBITAT Y ÁREA GEOGRÁFICA

Sus últimas poblaciones sobreviven en los parajes desérticos de la península de Arabia e Israel.

Una de las poblaciones, de tan solo 20 ejemplares estimados a finales de los 70, se encuentra en el desierto de Negev, en Israel.

En Yemen hay una subpoblación en las montañas Wada ´a a 120 km al norte de la capital Sana´ a; podrían haber en otras cuatro montañas del país ya que el hábitat cumple las características, aunque no está confirmado.

Otra subpoblación está en las montañas Dhofar o Zufar al sur de Omán. Los 4,500 km² de la Reserva Natural Jabal Samhan fueron establecidos en 1997 después de que cámaras de trampeo fotografiaran a estos leopardos, confirmando su existencia en el lugar. Con esta cámara se han identificado desde entonces 17 adultos y una cría. De ellos de 9 a 11 habitan las montañas del oeste de la reserva en la zona de Yemen.

En Arabia Saudí el tamaño potencial de la población está estimado entre 60 a 425 individuos, en un rango potencial de entre 4000 y 19635 km² en el oeste de las montañas de Sarawat y Hejaz. Este área que podría albergar en la zona actualmente a estos leopardos representa, sin embargo, tan solo el 10 % del rango histórico del leopardo en este país. Sin embargo, aunque Al-Johany (2007) ha recogido numerosos registros (más de 65) de informantes entre 1998 y 2003, y Judas et al. (2006) también obtuvo información de avistamientos en la zona, la cámara colocada no pudo confirmar la actual presencia de leopardos. Por lo tanto, la presencia actual en Arabia Saudí de estos felinos es incierta. En Jordania probablemente se han extinguido al igual que en la península de Sinaí, y existe la posibilidad de que queden unos cuantos en el desierto de Negev, al sur de Israel y en los Emiratos Árabes Unidos.


AMENAZAS

Las causas de su declive incluyen como viene a ser común la pérdida de hábitat, su degradación y fragmentación; también intervienen la caza de sus presas salvajes que disminuye la presencia de alimento; además, como hay menos presas salvajes en ocasiones se ven obligados a cazar animales de ganado, y así los ganaderos los persiguen para darles muertes por atacar al ganado.

También han sido cazados directamente como trofeos de caza.

Por otro lado, al menos diez leopardos salvajes han sido capturados vivos en Yemén desde principios de los 90 y vendidos a zoos; algunos han sido llevados a centros de cría para la conservación de la especie en los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí


MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

Está inluido en el Apéndice I del CITES a nivel de especie.

En Omán la situación del leopardo de Arabia es mejor que por ejemplo en Yemén, ya que cuenta con medidas de conservación. El primer paso significativo para su conservación fue tomado en 1985 cuando la primera región para la cría en cautividad fue establecida en el Centro de Cría de Mamíferos Omaní en Muscat. Desde entonces, los esfuerzos por la cría en cautividad en cantidad de instituciones ha aumentado satisfactoriamente, con numerosas crías nacidas en el Centro de Cría para Vida Salvaje de Arabia en Peligro en Sharjah, Emiratos Árabes Unidos. Por lo tanto estos programas de cría son esenciales para el mantenimiento de la diversidad genética y para intentar salvar a la especie de la extinción. Sin embargo, hace falta acompañar esta medida con otras medidas in situ, es decir, en su propio hábitat., ya que sin proteger su medio las repoblaciones serían en vano.

Por ello, un aumento de las actividades se desarrolló en 1993 en respuesta a la gran cantidad de muertes a manos de los cazadores en los 90. Esto incluyó la creación de la Arabian Leopard Trust, que tiene por objeto proteger al leopardo, su hábitat y la vida silvestre que habita allí en general. En 1997 se dio otro paso importante cuando se declaró la Reserva Natural Jabal Samhan, parte de las montañas Dhofar en Omán. En este mismo año estudios ayudaron a conocer más sobre esta especie y conseguir mantenerla. En Omán el leopardo también está protegido de la caza y captura, con penas severas de prisión y multa.

De todas las medidas de conservación, la más importante necesidad identificada es protegerlo junto a la Reserva Natural Jabal Samhan, posiblemente su último refugio viable. Para conseguirlo, es necesario enfrentarse al desafío de reducir al mínimo los daños humanos a la zona, reducir los conflictos leopardo ? hombre, y lo más importante, hacer la reserva beneficiosa económicamente para la población, un poderoso incentivo a las comunidades circundantesp ara proteger a su rara y singular fauna nativa.

Pero a pesar de todas las medidas de conservación, este felino aún está a niveles peligrosamente bajos y es sumamente vulnerable a la posible extinción.


TAXONOMÍA

Reino: ANIMALIA

Filo: CHORDATA

Clase: MAMMALIA

Orden: CARNIVORA

Familia: FELIDAE

Nombre científico del leopardo de Arabia: Panthera pardus ssp. nimr

Sinónimo:

Autor de la especie: (Schlegel, 1857)

Autor de la subespecie: (Hemprich & Ehrenberg, 1833)

Nombre común: Panthera pardus ssp. Jarvisi
Inglés: Arabian Leopard, South Arabian Leopard


Fuente: IUCN; www.carnivoreconservation.org; Wikipedia por Mª Carmen Soria (Licenciada en Ciencias Ambientales)

leopardo de Java (Panthera pardus melas)



Animales en Extincion 19/10/09
El leopardo de Java (Panthera pardus melas) es una de las tres subespecies de leopardo en peligro crítico de extinción.


SITUACIÓN ACTUAL

Según un estudio de hace 17 años, Santiapillai y Ramono (1992) estimaron que la población de leopardo de Java era de entre 350 y 700 leopardos, basandose en la extrapolación de las estimaciones de densidad calculadas.

Aunque estas cifras de por sí ya son pequeñas, según un estudio posterior, lo son más. En el Parque Nacional Gunung Gede Pangrango de java se estimó que había una densidad de leopardos de uno por cada 6 km2 (2006); en el Parque Nacional Gunung Halimun ? Salak se calculó un ejemplar por cada 6,5 km2 (2007). También se les ha visto en otros parques nacionales. En total, ya solo se les encuentra en un área remanente de unos 2.267.9 a 3.277, 3 km2. Si calculamos para ese terreno la cantidad de leopardos que quedan si hay uno por cada unos 6 km2 aproximadamente, tendremos tan sólo quedan entre 363 y 525 leopardos (calculado en 2007).

Pero la cosa no queda aquí, y es que estos serían todos los leopardos que quedaran, incluyendo viejos y crías? para calcular la población efectiva, es decir, la que está en edad reproductora, y que es la más importante en el sentido de que aportarían nuevas crías, se utiliza el 50 % del total. Esto quiere decir que la población reproductora real sería de menos de 250 individuos (posiblemente menos de 100), lo que hace que automáticamente pase a catalogarse en peligro crítico. Además, ninguna de sus poblaciones llega a los 50 ejemplares, lo que convierte a cada una de las poblaciones que quedan en vulnerables.


PANTERA NEGRA

Cuando hablamos de panteras negras nos podemos referir a ejemplares oscuros de jaguar (Panthera onca), o a ejemplares oscuros de leopardo. Estos últimos suelen pertenecer a la subespecie de leopardo de Java, ya que en esta subespecie es relativamente común encontrar ejemplares melánicos, es decir, con un exceso de melanina que los hace tener el pelaje de color castaño muy oscuro, casi negro, aunque si nos fijamos detenidamente se ven las manchas de su cuerpo.

Aunque como ya hemos dicho el resultado es el mismo, la forma en la que aparecen ejemplares negros no. Mientras que en los jaguares es común gracias a un alelo dominante de los genes (al igual que ocurre con los ojos castaños de las personas), en los leopardos aparece gracias a un alelo recesivo (al igual que ocurre con las personas con ojos azules).


CARACTERÍSTICAS

De estos leopardos hay muy poca información acerca de sus características, pero podríamos atribuirles muchas de las características comunes a otros leopardos.

Habitualmente a los leopardos se les confunde con los guepardos, con los cuales comparte un aspecto muy similar (pelaje amarillo con motas oscuras), pero del cual difiere enormemente tanto en características físicas como en su carácter, siendo el guepardo llamativamente menos agresivo que el leopardo

Los leopardos cazan preferentemente por la noche y acostumbran a pasar el día durmiendo entre la vegetación, en cuevas de otros animales o, a menudo, sobre la rama de un árbol al que trepan con agilidad a pesar del tamaño que poseen. Por lo general suelen evitar en lo posible la presencia del ser humano debido al temor que les infunde.

Se suben a los árboles, donde pueden descansar o alimentarse tranquilamente de sus presas, a las que suben agarrándolas con sus fuertes mandíbulas. Desde lo alto del árbol, además, el leopardo puede tender una emboscada a sus presas.

Son animales solitarios excepto en época reproductora. El período de gestación dura alrededor de tres meses y la hembra puede tener de uno a seis cachorros, aunque lo más común son de dos a cuatro.

En Java se le conoce como ´Macan Kumbang´.

Es uno de los leopardos más pequeños que hay; esto sería una adaptación a la vida en una isla, aunque estos vivan en una de las islas más grandes que hay.

Es un felino nocturno a la hora de cazar, aunque Suelen ser activos durante gran parte del día y de la noche.

Es carnívoro y se alimenta de ungulados de la isla, aunque sus presas también están disminuyendo debido a la caza y la pérdida de hábitat.


HÁBITAT Y ÁREA DE DISTRIBUCIÓN

Están confinados a la isla de Java, por lo que son endémicos de allí. Sin embargo, de los 132.000 km² que ocupa la isla, tan sólo entre 2.267.9 y 3.277, 3 km2 tienen leopardos, y en pequeñas cantidades.

Habitan las selvas tropicales de la isla donde habitaba con el tigre de Java (Panthera tigris sondaica) hasta que este se extinguió seguramente en los años 80.

COLONIZACIÓN DE LA ISLA: Según la hipótesis de Meijaard (2004), migraron desde el Sur de Asia a Java durante el Pleistoceno Medio a través de un puente de tierra que no comunicaba con otras islas. Cuando más adelante debido al hielo se conectaron, estos felinos seguramente aunque pasaran a otras islas no se quedarían por la falta de ungulados para su alimentación.

ISLA SUPERPOBLADA: Esta isla tiene una población de 124 millones de habitantes, lo que la convierte en la isla más poblada del mundo, por delante de Honshu, Japón. Asimismo, Java es la isla más densamente poblada de Indonesia, con 864 personas por km². Si fuera un país, ocuparía el segundo lugar dentro de la lista de países más densamente poblados del mundo. Esta situación combinada con la mala situación del leopardo, hacen muy difícil su recuperación.


AMENAZAS

La población se cree que está disminuyendo debido a la pérdida de hábitat, la caza furtiva para obtener su valiosa piel y el agotamiento de sus presas básicas


MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

PARQUES NACIONALES Y ASOCIACIONES: Existen asociaciones tanto de Indonesia como de fuera, que luchan por proteger a esta especie, además de parques nacionales donde pueden protegerse, aunque así y todo hay zonas protegidas de las que están desapareciendo.

LIBERACIÓN DE ANIMALES Y EDUCACIÓN AMBIENTAL: En Junio de 2009, fue liberado un leopardo que había caído casi un año antes en una trampa en el oeste de Java. Esto fue gracias a ´Rescate Animal Internacional´ de Inglaterra (International Animal Rescue) (IAR) y al Santuario Animal de Indonesia (Animal Sanctuary Trust Indonesia (ASTI)) que lo rescataron y curaron. Para soltaron, antes de dar el permiso, las autoridades decidieron realizar una encuesta entre la población local para ver si apoyaban esta suelta, y sorprendentemente, el 99 % votaron a favor. Incluso cuando iba de camino a su liberación, un grupo de lugareños se reunieron para rezar una oración por Aceng (el nombre que pusieron al leopardo) para desearle un feliz regreso a su casa y una vida larga y saludable.
IAR además está preparando un programa educativo para enseñar a la población local acerca de las especies en peligro de extinción y sobre los riesgos que suponen las trampas para los animales salvajes. Es de sobra conocido que las trampas que se ponen para un animal no son específicas, y que caen muchos otros que ni siquiera eran buscados.

CRÍA EN CAUTIVIDAD: Muchos expertos e investigadores de la vida silvestre están comenzando a buscar instalaciones y medios adecuados para tener un buen programa de cría en cautividad y así poder preservar a esta valiosa subespecie.

ESTUDIOS: Es una oportunidad única para estudiar cómo los felinos evolucionan y se adaptan a la vida en una isla, ya que hace unas décadas que se perdió la oportunidad de estudiar al tigre de java. Además es una oportunidad de estudiar su genética. 

LEOPARDO ( PANTHERA PARDUS )





LONGITUD: 90 – 190 CM.

COLA: 100 CM.

PESO: 42 – 80 KG.

UNIDAD SOCIAL: SOLITARIO.

ESTADO: CASI AMENAZADO.

UBICACIÓN: ÁFRICA Y SUR DE ASIA.

HABITA EN BOSQUES, SELVAS, ÁREAS PANTANOSAS, PASTIZALES Y MONTAÑAS ESCARPADAS. TREPA A LOS ÁRBOLES PARA DESCANSAR Y TENER UNA VISIÓN AMPLIA DE SU ENTORNO.
TAMBIÉN HAY LEOPARDOS MELÁNICOS, CONOCIDOS COMO PANTERA NEGRA. EN CUALQUIERA DE SUS VERSIONES, SU COLORACIÓN ES UNA EXCELENTE FORMA DE CAMUFLAJE. ESTÁ ACTIVO ESPECIALMENTE DURANTE LA NOCHE, SIEMPRE AL ACECHO DE UN AMPLIO ABANICO DE PRESAS QUE INCLUYE ( FUNDAMENTALMENTE GACELAS ), MONOS, ROEDORES, REPTILES Y PECES.


MANCHADO: SU PELAJE ES SIMILAR AL DEL JAGUAR PERO CON PUNTOS Y MANCHAS.

otros datos

El color básico del Leopardo es el pelo amarillo rojizo, variando la tonalidad de un individuo a otro, con manchas oscuras que forman patrones circulares, rosetas, en el cuerpo; muy similar al pelaje del Jaguar de las Américas, lo que en el Leopardo las rosetas, usualmente, son más pequeñas. En el Leopardo la forma melánica, la pantera negra, es común en las poblaciones de Asia y relativamente rara en las de África. Se documenta un individuo de pelaje muy claro, donde el amarillo era color crema y las rosetas ligeramente más oscuras. También existe documentación de individuos albinos. 
El Leopardo adulto logra alcanzar en la cabeza y el cuerpo hasta 190 cm de longitud más la cola que puede medir 95 cm, con una altura de 80 cm en los hombros. La longitud del cuerpo es similar a la del Jaguar, pero la cola la tiene más larga. El Leopardo logra llegar a pesar hasta 70 Kilogramos, lo cual lo hace más liviano y pequeño que el Jaguar. 

Félidos | Felinos y Panteras. Reproducción: 
La madre escoge un lugar escondido, una guarida, donde tener los cachorros; puede ser una cueva, un hueco abandonado de otro animal, un hueco en un árbol, entre las rocas, etc. Normalmente en cada parto nacen de dos a tres cachorros, aunque pueden ser de uno a seis. El período de gestación es de 90 a 105 días. Nacen con los ojos cerrados, abriéndolos de cuatro a nueve días de nacidos. El peso al nacer es de 430 gramos a 1.0 Kilogramos. 

leon Longevidad: 
A Panthera pardus se le estima una longevidad de unos 15 años, amentando a 25 en cautiverio. 

felinos Alimentación: 
Este félido se alimenta de mamíferos medianos y pequeños. En su dieta se incluyen monos, cerdos, ciervos, etc. También come aves y cuando el hambre aprieta, lo que encuentre. 

viernes, 25 de julio de 2014

PUMA PUMA CONCOLOR



LONGITUD: 100 – 160 CM.

COLA: 66 – 80 CM.

PESO: 40 – 100 KG.

UNIDAD SOCIAL: SOLITARIO.

ESTADO: PREOCUPACIÓN MENOR.

UBICACIÓN: CANADÁ HASTA EL SUR DE LA PATAGONIA.


EL PELAJE PUEDE VARIAR ENTRE MARRÓN ROJIZO Y GRIS, CON TONOS MÁS CLAROS EN EL PECHO Y EN EL INTERIOR DE LAS PATAS. LAS EXTREMIDADES SON ROBUSTAS, CON MANOS AMPLIAS Y FUERTES. HABITA EN BOSQUES, SELVAS, SABANAS, ZONAS SEMIDESÉRTICAS, MONTAÑOSAS Y PANTANOSAS. SE ALIMENTA DE UNA GRAN VARIEDAD DE UNGULADOS, ROEDORES, AVES, REPTILES Y PECES. SORPRENDE A SUS PRESAS A TRAVÉS DE GRANDES SALTOS Y, UNA VEZ MUERTAS Y PARCIALMENTE DEVORADAS, LAS ESCONDE ENTRE LA MALEZA. ES BUEN NADADOR. CON FRECUENCIA UTILIZA SENDAS QUE TRANSITA DE MANERA RUTINARIA. ES TERRITORIAL Y MARCA SU ÁREA CON ORINA Y RASPADURAS EN LOS ÁRBOLES. ES UNA ESPECIE SOLITARIA Y RARAMENTE SE VEN DOS EJEMPLARES JUNTOS, SALVO DURANTE LA ÉPOCA DE REPRODUCCIÓN. EL PERÍODO DE GESTACIÓN DURA 90 A 95 DÍAS. LOS MACHOS ALCANZAN LA MADUREZ SEXUAL A LOS TRES AÑOS DE EDAD, MIENTRAS QUE LAS HEMBRAS PUEDEN HACERLO POCO ANTES. LAS CAMADAS TIENEN ENTRE UNA Y TRES CRÍAS QUE SE INDEPENDIZAN DESPUÉS DE UN AÑO Y MEDIO. HISTÓRICAMENTE, EL PUMA TENÍA LA DISTRIBUCIÓN MÁS AMPLIA DE TODOS LOS MAMÍFEROS TERRESTRES DEL CONTINENTE AMERICANO. LOS ESFUERZOS PARA EXTERMINARLO POR SU PROPENSIÓN A DEPREDAR EL GANADO Y LA DESTRUCCIÓN DE SU HÁBITAT HAN RESTRINGIDO NOTABLEMENTE SU DISTRIBUCIÓN ACTUAL.

JAGUAR PARTE DOS



El jaguar es un felino que despierta muchas pasiones entre las personas por su belleza y fortaleza, pero desgraciadamente esto no lo convierte en inmune a las amenazas a sí mismo y a su medio ambiente.
Aunque actualmente no está amenazado de manera global según la IUCN, aunque sí que está próximo a la vulnerabilidad, si concretamos un poco más vemos que en cada uno de sus países de manera individualizada sí que tiene muchos problemas, y en algunos de ellos incluso está en peligro de extinción, o ya ha desaparecido.
Por todo esto no hay que quedarse esperando y hay que actuar ya, como se está haciendo en la inmensa mayoría de las áreas donde se le puede encontrar.

Importancia de la conservación del Jaguar

Entre otras muchas cosas, el jaguar tiene unas características que lo hacen único y digno de protección, y es que cada especie es única.
Para empezar, el jaguar es el felino más grande de América, y el único representante del género Panthera allí (Nowell y Jackson 1996); además es la tercera especie de felino más grande del mundo y es el mayor depredador en las zonas selváticas donde habita junto al caimán.
Razones de peso para conservar el jaguar, pero hay más.

Clasificación del Jaguar según la UICN

Próxima a la vulnerabilidad (NT)
Según la información de la UICN (2002), sobre la base de estimaciones de densidad y rango geográfico (Nowell y Jackson 1996), se estima que la población de jaguar presenta menos de 50.000 ejemplares adultos, con tendencia a la baja debido a la persecución y la degradación de su hábitat y presas, y podría clasificarse como vulnerable si esta tendencia persiste, o si se obtiene más información disponible sobre la especie que lo verifique.
Actualmente la considera próxima a la vulnerabilidad (NT), lo cual quiere decir:
La especie no es objeto de medidas de protección especial, pero su población es escasa, está concentrada en un hábitat muy restringido o amenazado de restricción, o se espera que se presente reducción en la población en los próximos años

Situación del Jaguar

En las civilizaciones precolombinas de México, Guatemala y Perú, el jaguar era venerado como una criatura divina. Pero el respeto hacia este animal se perdió cuando empezó a ser cazado por su piel. En los 60 particularmente hubo una disminución significativa de ejemplares, con más de 15000 pieles de jaguar sacadas de la Amazonía brasileña anualmente, por lo que la Convención sobre en Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES) en 1973 consiguió una brusca disminución del comercio con sus restricciones. Actualmente el comercio internacional de jaguar o de sus partes está totalmente prohibido.
Aun así hoy en día, la caza por su piel sigue siendo una amenaza. Y aunque estén bajo protección en los países Sudamericanos, siguen muriendo jaguares a manos de los rifles de los ganaderos. En algunos sitios, como por ejemplo en Guyana Francesa, todavía se sigue permitiendo la caza del jaguar.
La especie ha perdido el 37 % de su rango histórico, y su condición es desconocida en un 18 % del territorio adicional.
Debido al difícil acceso de algunas de las zonas que habita, y a sus hábitos nocturnos, muchas veces estimar la cantidad de jaguares es difícil.

JAGUAR PANTHERA ONCA



LONGITUD: 112 – 180 CM.

COLA: 70 – 90 CM.

PESO: 60 – 115 KG.

UNIDAD SOCIAL: SOLITARIO.

ESTADO: CASI AMENAZADO.

UBICACIÓN: SUR DE ESTADOS UNIDOS AL NORTE DE ARGENTINA.

ES EL FELINO DE MAYOR TAMAÑO DE AMÉRICA. SU PELAJE ES AMARILLENTO ROJIZO CON LAS TÍPICAS MANCHAS NEGRAS EN FORMA DE ROSETAS. NO SON RAROS LOS EJEMPLARES COMPLETAMENTE NEGROS. VIVE EN BOSQUES, SELVAS Y SABANAS, EN LUGARES PRÓXIMOS A FUENTES DE AGUA. TREPA ÁRBOLES CON FACILIDAD Y ES BUEN NADADOR. SE ALIMENTA DE MONOS, TAPIRES, NUTRIAS, CAIMANES, PECES, PECARÍES Y OTROS GRANDES MAMÍFEROS.
SU MORDEDURA PUEDE ATRAVESAR LOS DUROS CAPARAZONES DE LAS TORTUGAS. CAZA TANTO DE DÍA COMO DE NOCHE. EL PERÍODO DE GESTACIÓN ES DE APROXIMADAMENTE 100 DÍAS.
NACEN DOS CRÍAS ( AUNQUE PUEDEN SER MÁS ) LAS CUALES PERMANECEN CON SU MADRE HASTA LOS DOS AÑOS. SE ENCUENTRA AMENAZADO PRINCIPALMENTE POR LA PÉRDIDA DE HÁBITAT.

ROSETAS: SE DIFERENCIA DE OTROS FELINOS POR LAS FIGURAS DE SU PELAJE.

PATAS: TIENE PATAS CORTAS Y ROBUSTAS, CON MANOS Y PIES GRANDES PARA CAPTURAR PRESAS.

INFORMACIÓN ADICIONAL DEL JAGUAR:

El jaguar es el felino más grande de América, y el único representante del género Panthera allí (Nowell y Jackson 1996). Es la tercera especie de felino más grande del mundo. Es además el mayor depredador en las zonas selváticas donde habita junto al caimán. 

El jaguar se tiene que tener en consideración ya que ha sido prácticamente eliminado de gran parte de las zonas secas del norte de su área de distribución, así como de las zonas de matorral y pastizal de Argentina y en todo Uruguay. 

La vulnerabilidad de los jaguar a la persecución se demuestra por su desaparición a mediados del sigo XX del sudoeste de los EE.UU. y el norte de México, zonas que siguen siendo hoy el hogar de importantes poblaciones de puma. 

Esta especie cuenta con muchos nombres en español dependiendo de la zona; se le llama jaguar, yaguareté, yaguar, onza, ocelote (los aztecas lo llamaban tlatlauhquiocélotl), tigre o tigre americano, y otorongo, aunque la primera es la más común. 


CLASIFICACIÓN SEGÚN LA UICN (2002) 

Próxima a la vulnerabilidad (NT) 

Según la información de la UICN, sobre la base de estimaciones de densidad y rango geográfico (Nowell y Jackson 1996), se estima que la población de jaguar presenta menos de 50.000 ejemplares adultos, con tendencia a la baja debido a la persecución y la degradación de su hábitat y presas, y podría clasificarse como vulnerable si esta tendencia persiste, o si se obtiene más información disponible sobre la especie que lo verifique. Actualmente la considera próxima a la vulnerabilidad (NT); (la especie no es objeto de medidas de protección especial, pero su población es escasa, está concentrada en un hábitat muy restringido o amenazado de restricción, o se espera que se presente reducción en la población en los próximos años). 

En nuestra página lo hemos incluído como en peligro de extinción ya que aunque como especie no se considera amenazado, como veremos a continuación en cada uno de los países de su distribución sí que lo está. 


OTRAS CLASIFICACIONES 

Estas son sólo algunas de las clasificaciones que tiene el jaguar por países, para que nos hagamos una idea de su situación real: 

En MÉXICO está considerada en peligro de extinción dentro del listado de las ´Especies de Mamíferos del Estado de Durango con Problemas de Conservación´ de la Normativa Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2001 del 2002. En el 2006 se calculaba que quedaban en México entre 100 y 150 de ejemplares. (Según información de Oscar Moctezuma, director de Naturalia, Comité para la Conservación de Especies Silvestres). 

En Argentina y Ecuador está considerada en peligro de extinción

En Perú su situación es vulnerable (Pulido 1991). 

Además está incluida en el Apéndice I del CITES


CARACTERÍSTICAS 

El color de la piel varía de amarillo pálido a café rojizo, con manchas blancas en el pecho y parte interna de las extremidades. En todo el cuerpo tiene manchas negras, que en los costados forman rosetas, y que pueden presentar una o más manchas pequeñas (Hoogesteijn y Mondolfi, 1993). 

El peso de un jaguar adulto va de 45 a 130 kg dependiendo de la subespecie, pudiendo llegar a pesar 150 kg. 

Su longitud es de 1.70 a 2.30 m, y tiene una longevidad de 20 años. 

Las crías permanecen con las madres durante los primeros 15 a 24 meses, alcanzando la madurez sexual entre los dos y tres años (Seymour, 1989). 

Es un animal solitario, salvo en su periodo de reproducción, y posee hábitos nocturnos. La agudeza de sus sentidos del olfato y el oído y sus habilidades para correr, trepar árboles, nadar y moverse agazapado tras una presa lo convierten en excelente cazador. 

El jaguar es considerado un carnívoro oportunista y su dieta depende de la densidad y disponibilidad de las presas (Seymour, 1989). Su dieta incluye mamíferos, aves, reptiles, peces e invertebrados. Sin embargo, en la mayor parte de su área de distribución los mamíferos mayores a un kilogramo, y algunos reptiles y aves, constituyen las presas más comunes (caimanes, monos, cocodrilos, tortugas de agua y tierra y peces) (Seymour, 1989). 


AMENAZAS 

Como más importante está la amenaza de la pérdida de hábitat de esta P. onca. Las tasas de deforestación elevadas en América Latina, y la fragmentación del hábitat y de las poblaciones de jaguar convierten a esta especie en vulnerable al hombre (Nowell y Jackson 1996). 

Además las personas compiten con los jaguares por sus presas, y a los jaguares se les dispara frecuentemente, a pesar de la legislación protectora (Nowell y Jackson 1996). 

Al perder hábitat y presas, muchas veces se ven obligados a atacar al ganado, y esto causa que sean perseguidos por los ganaderos. 

La vulnerabilidad del jaguar a la persecución se demuestra por su desaparición desde la mitad del siglo XX en la zona suroeste de EE.UU. y el norte de México (Nowell y Jackson 1996). 

La caza comercial y la captura por sus pieles se ha reducido drásticamente desde los 70 gracias a las campañas en contra y a la normativa de CITES (Nowell y Jackson 1996). 


MEDIDAS DE CONSERVACIÓN 

El jaguar está incluido en el Apéndice I del CITES (Tratado de Comercio Internacional de Vida Silvestre), lo que significa que es ilegal comercializar su piel o cualquier otra de sus partes. 

Está totalmente protegido a nivel nacional en toda su distribución, y está prohibida la caza en Argentina, Brasil, Colombia, Guyana Francesa, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Surinam, Estados Unidos, Uruguay y Venezuela. También hay restricciones de caza en Brasil, Costa Rica, Guatemala, Mexico y Perú (Nowell y Jackson 1996). 

Hay zonas protegidas con jaguares. 

Dentro de la gran cantidad de proyectos existentes para la preservación del jaguar en su hábitat natural, aquí se mencionan algunos para que veamos la gran importancia de su conservación: 

En Panamá existen acuerdos para su mejor conservación como el existente entre la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) de Panamá y la Wildlife Conservation Society (WCS), fundada en 2004. Se trata de un convenio de cooperación técnica, científica y educativa para generar información biológica sobre jaguares y sus presas que permitan la conservación de esas especies y sus hábitats. 

En Costa Rica el WCS mantiene desde 1999 un programa de conservación de jaguares, y lleva a cabo otros pequeños proyectos para la supervivencia del felino en la Reserva Indio Maíz, al sur de Nicaragua y fronteriza con Costa Rica, y en la biosfera del Río Plátano, principal reserva natural de Honduras. 

En Argentina La Fundación Vida Silvestre junto al gobierno de la provincia argentina de Misiones y la Administración de Parques Nacionales organizaron la campaña ¡Cuidemos lo nuestro con la fuerza del tigre!. Los objetivos son sensibilizar sobre la problemática y hacer hincapié en las propuestas concretas sobre cómo las personas pueden ayudar (electrónicafácil.net). 

En México para lograr la conservación del jaguar y su hábitat, en el 2000 se constituyó el Subcomité Técnico Consultivo Nacional para la Conservación y Manejo del Jaguar. Aquí se analizan las prioridades de conservación, manejo y aprovechamiento sostenible que requiere el Proyecto Nacional de Conservación y Manejo de la especie (PREP) publicado en el 2006. 
Adicionalmente, el Jaguar es una de las especies seleccionadas para ser atendidas a través del Programa de Conservación de Especies en Riesgo (PROCER), por lo cual se encuentra en proceso de inclusión en el Programa de Acciones para la Conservación de Especies (PACE); aquí se plantean una serie de acciones como el establecimiento de un seguro ganadero para atender los conflictos de depredación de ganado, análisis de los movimientos de ejemplares, monitoreo de presas y vigilancia en zonas donde se presentan conflictos con la especie, entre otras. (Información del Subcomité Técnico Consultivo Nacional para la Conservación y Manejo Sustentable del Jaguar). 
En Yucatán especialistas de WCS y de México tienen planes de apoyo para la conservación de felinos en la reserva de Sian K'aan, en la sudoriental península mexicana de Yucatán. 

En Ecuador La organización Wildlife Conservation Society desde 1999 tiene un programa de conservación de jaguares en cuatro áreas estratégicas: (1) realizando estudios ecológicos de la especie para permitir su posterior manejo, (2) impulsando estudios genéticos, (3) trabajando con el conflicto jaguar-ganado a través de talleres con expertos en jaguares y ganaderos y (4) desarrollando un currículo de educación ambiental para la región para la conservación del jaguar y sus presas. 


HÁBITAT Y ÁREA GEOGRÁFICA 

Lo primero, mencionar que en las fotos podemos ver un mapa en el que aparece en verde su distribución actual, y en rojo su distribución histórica. 

Antes su área iba desde la zona de California, Texas y Nuevo México, en los actuales Estados Unidos, hasta Chubut, Argentina, pero el jaguar ha sido exterminado por el hombre hasta reducir su área a las zonas más selváticas o inaccesibles. 

Actualmente es visible en sitios poco habitados, normalmente zonas selváticas, desde el estado de Texas (en EE.UU.) hasta el norte de Argentina. Se sabe que en Argentina hoy aún se encuentran ejemplares, y en Texas apenas se encuentran unos pocos ejemplares en reservas cercanas a la frontera del Río Bravo. Su refugio más extenso se ubica en la Selva Amazónica. Sólo es abundante en Centroamérica y en el Amazonas. Está extinto en Uruguay y en El Salvador, además su situación es crítica en numerosos países de su distribución. 


TAXONOMÍA 

Reino: ANIMALIA 

Filo: CHORDATA 

Clase: MAMMALIA 

Orden: CARNIVORA 

Familia: FELIDAE 

Nombre científico del jaguar: Panthera onca 

Autor de la especie: Linnaeus, 1758 

Nombre común: Inglés y Francés: Jaguar